skytrain, bangkok, train, infrastructure, filippo poli, brutalism

Skytrain, Bangkok

Skytrain / Bangkok / Thailand
Skytrain / Bangkok / Thailand
Skytrain / Bangkok / Thailand
Skytrain / Bangkok / Thailand
Skytrain / Bangkok / Thailand
Skytrain / Bangkok / Thailand
Skytrain / Bangkok / Thailand
Skytrain / Bangkok / Thailand
Skytrain / Bangkok / Thailand
Skytrain / Bangkok / Thailand
Skytrain / Bangkok / Thailand
Skytrain / Bangkok / Thailand
Skytrain / Bangkok / Thailand
Skytrain / Bangkok / Thailand
Skytrain / Bangkok / Thailand
Skytrain / Bangkok / Thailand
Aberraciones: รถไฟฟ้า-บีทีเอส - Skytrain, Bangkok
La llamaban Venecia del Oriente por sus plácidos canales navegables. Parece idílico, pero tan solo pocas décadas separan esta Bangkok de lo que es hoy: un flujo continuo de tráfico, con arterias principales sin casi considerar espacio para los peatones. La compresión espacial de esta metrópolis alcanza su apoteosis en los cruces del Skytrain, el metro aéreo construido a partir de 1999, concebido para reducir la cantidad exorbitante de coches. La estructura en hormigón armado, con enormes pilares que sustentan el tren ligero, que viaja a una altura media de 10 metros, va cambiando de sección a lo largo de su recorrido con un sistema de dos apoyos o con una columna central que divide la circulación de los vehículos. En 2009 pasé unos días en la capital Tailandesa y quedé fascinado por estos enormes bloques de concreto que cortaban la ciudad en sus cuatro ejes; solo habían pasado diez años desde su inauguración, aunque por sus reminiscencias brutalistas parecían tener cuarenta años más.   Desde entonces estudié la historia del proyecto y me comprometí en volver para realizar una documentación fotográfica que reflejara este proceso de investigación: mapeamiento y selección de los puntos más significativos donde resaltase la relación desproporcionada entre la escala de esta infraestructura y la ciudad. Casi diez años después he vuelto para recorrer muchos de los 50 kilómetros de la BTS (Bangkok Mass Transit System): he caminado por debajo de los trenes sin ver el cielo, aprovechando los pocos metros de asfalto sin vehículos o accediendo a los niveles superiores para fotografiar y admirar el bullicio de las calles bajo mis pies. El resultado es una serie de fotografías de un proyecto más amplio que retrata la Ciudad contemporánea con sus aberraciones que, por más absurdas que sean, parecen ser el único recurso para que la urbes sobreviva a la presión de una multitud de moléculas en incesante movimiento. [Filippo Poli]

You may also like

Back to Top